USA Sourcing Program - Cotton Yarn & Cotton Fabric Suppliers

Comercio Preferencial De Prendas Entre La UE-América Latina
Por Jon Fee, Diego Márquez Y Bj Shannon, Alston & Bird LLP

2 de Septiembre del 2014

La UE (Unión Europea) tiene tratados de libre comercio, muchos de los cuales cubren prendas, con países de alrededor del mundo, incluyendo África, Asia y la América Latina. Hay información disponible de los tratados de libre comercio de la UE, por región del mundo en http://ec.europa.ue/trade/policy/countries-and-regions/index_en.htm. La UE también ofrece tratados de aranceles preferenciales unilaterales para productos de países beneficiarios al amparo del Sistema Generalizado de Preferencias (GSP, por sus siglas en inglés). Este resumen repasa los factores claves del tratamiento de artículos de prendas al amparo de los tratados de libre comercio con México, los Estados del CARIFORUM (que incluye a la República Dominicana), Perú, Colombia y Centro América, y el trato que dichos artículos reciben al amparo del Programa GSP+ de la UE y su aplicación para los países de la América Latina.

Acuerdo de Asociación Económica con México

La UE y México firmaron el Acuerdo de Asociación Económica, Coordinación Política y Cooperación entre la Comunidad Europea y los Estados Unidos Mexicanos en Diciembre de 1997, y el acuerdo entró in vigencia en Octubre del 2000. El tratado eliminaba de forma inmediata los aranceles de importación de la UE para muchos productos originados en México y eliminaba en fases, a Enero del 2003, los aranceles sobre otros productos originarios, incluyendo todos los productos de prendas. El tratado completo se encuentra disponible en http://www.sice.oas.org/Trade/MEX_EU/English/index_e.asp.
Los productos se consideran originarios de México si son totalmente obtenidos en México o si fueron producidos en México con materiales extranjeros que han pasado por trabajo o procesamiento suficientes en México. El tratado también provee cumulación bilateral, así que, materiales originarios en le UE pueden ser considerados como originarios en México cuando son incorporados en un producto obtenido en México.
Las prendas de tejido de punto, que no sean suéteres acrílicas, hechas cosiendo o de alguna otra manera ensamblando dos o más piezas de tela de punto que haya sido, ya sea, cortada a la forma u obtenida directamente en la forma es originaria si es producida de hilaza en México. Por ejemplo, una camisa tipo polo tejida en punto de algodón puede ser cortada y cosida en México con tela tejida en México de hilaza de algodón de los EE.UU. Se considerará que la camisa es originaria sin importar la hilaza no-originaria de los EE.UU. y sería elegible para un trato libre de aranceles en la UE, porque fue producida de hilaza en México.
El tratado permite una tolerancia bajo la cual materiales textiles, que no sean forros ni forros internos que no satisfagan la regla aplicable pueden ser utilizados si estos están clasificados en un encabezado arancelario que no sea el de artículos de prendas y su valor no exceda el 8 porciento del precio ex-works (en fábrica) del producto. Por ejemplo, la camisa polo de tejido de punto manufacturado en México con hilaza de los EE.UU. descrita anteriormente, puede incluir un cuello de tejido de punto hecho a la forma en China, siempre y cuando el cuello no exceda el 8 porciento del precio ex-works de la camisa.

Los suéteres acrílicos, a pesar de que sean ensambladas de dos o más piezas, están sujetas a una regla más estricta. Estas deben de ser manufacturadas en México de hilaza de seda, fibras de algodón, otra hilaza textil de origen vegetal, hilazas especiales al amparo del Capítulo 56, o materiales químicos o pulpa textil. Por lo tanto, la fibra acrílica en sí debería ser producida en México, y todos los procesos subsiguientes, incluyendo el hilvanado, tejido y ensamblaje, tendrían que ser llevados a cabo en México. Inclusive la hilaza de algodón o las fibras hechas por el hombre incluidas en un suéter acrílico tendrían que ser producidas en México. La tolerancia del 8 porciento para materiales textiles que no satisfagan la regla aplicable no está disponible para suéteres acrílicos.
Los artículos de prendas de tejido de punto que no tienen dos o más piezas ensambladas, tales como las calcetas, deben de ser manufacturadas en México con fibras naturales, con fibras hechas por el hombre pero no cardadas ni peinadas ni de alguna otra manera procesadas para la hilatura, o materiales químicos o pulpa textil. Las calcetas de algodón, por ejemplo, pueden ser manufacturadas de fibra de algodón de los EE.UU. u otro no-originario, pero la hilaza tendría que ser hilvanada en México.
Para todas las prendas de tejido de punto, sin importar el número de piezas, que comprendan dos o más materiales textiles básicos (tal como algodón, seda, lana, o filamentos artificiales o sintéticos o fibras cortadas), la regla aplicable no aplica para ninguno de esos materiales textiles básicos que representen 8 porciento o menos del peso total de todos los materiales textiles básicos in la prenda de vestir. Una calceta de algodón manufacturada en México con hilaza de algodón mexicano, por ejemplo, puede incluir hasta un 8 porciento por peso de hilaza spandex de los EE.UU. Esta tolerancia no está disponible para artículos hechos de un solo material textil básico.
La mayoría de prendas de tejido plano son originarias si es manufacturada de hilaza en México. Los materiales textiles, que no sean forros o forros internos, que no satisfagan la regla, pueden ser utilizados si son clasificados en un encabezado de arancel que no sea el encabezado de la prenda de vestir y si su valor no excede el 8 porciento del precio ex-works del artículo.

Una regla alternativa permite que la mayoría de las prendas de tejido plano estampadas sean consideradas originarias si la tela es estampada y sea sujeta a dos operaciones adicionales de preparación o de acabado en México (incluyendo, por ejemplo, los procesos de blanqueado y resistencia al encogimiento), siempre y cuando el valor de la tela sin estampar no exceda el 47.5 porciento del precio ex-works de la tela estampada. La tela rayón o de seda china barata, sujeta a estampado y dos o más de los requeridos procesos en México, puede ser usada por las fabricas de prendas mexicanas para producir un vestido de mujer originario, siempre y cuando el valor de la tela china no exceda el 47.5 porciento del valor ex-works de la tela estampada acabada.

Otra regla alternativa permite que ciertas prendas bordadas para mujeres, niñas o bebés sean manufacturadas en México a partir de tela no-bordada, provisto que el valor de la tela sin bordar no exceda el 40 porciento del precio ex-works de la prenda de vestir.
A diferencia de las reglas para prendas al amparo del NAFTA/TLC y otros tratados de libre comercio de los EE.UU., las reglas de origen para prendas al amparo del Tratado de Participación Económica de la UE-México no están limitadas al componente de un artículo que determina si clasificación. Los requerimientos aplican para todos los componentes, aunque los materiales no textiles, tales como los botones y los zippers o cremalleras pueden ser de cualquier origen.

Tratado de Participación Económica con los Estados de CARIFORUM

En Octubre del 2008, la UE concluyó un acuerdo de participación económica con los estados del CARIFORUM, el cual incluyó a Antigua y Barbuda, las Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, la República Dominicana, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucia, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago. El tratado entró en vigencia en Diciembre del 2008. El tratado eliminó en forma inmediata los aranceles sobre todos los artículos de prendas. El texto completo del tratado está disponible en http://www.sice.oas.org/Trade/CAR_EU_EPA_e/careu_in_e.ASP.
Los productos reciben trato de originario en un estado CARIFORUM si son totalmente obtenidos o han sido suficientemente trabajaos o procesados en el estado CARIFORUM. Con el fin de determinar el estado del origen, los estados CARIFORUM son tratados como un solo estado. Por lo tanto, por ejemplo, el trabajo o procesamiento puede ser efectuado en dos o más estados del CARIFORUM para satisfacer así la regla de origen.

Las prendas en tejido de punto que sean hechas cociendo o de otra manera ensamblando dos o más piezas de tejido de punto o tela crochet las cuales hayan sido, ya sea cortadas a la forma u obtenidas directamente en la forma son originarias si son manufacturadas de tela de cualquier origen en uno o más de los estados CARIFORUM. Los avíos y accesorios que no satisfagan la regla pueden ser usados siempre y cuando el peso de los avíos y los accesorios no exceda una tolerancia del 10 porciento del peso total de todos los materiales textiles que estén en la prenda de vestir. Para este propósito, los forros y los forros internos no se consideran avíos ni accesorios. Una prenda de vestir de tejido de punto que no sea hecha de dos o más piezas ensambladas, tal como un par de calcetas, es originario si éste es tejido en punto o en crochet en un estado CARIFORUM a partir de hilaza de cualquier origen. Otra tolerancia general aplicable a cualquier producto, incluyendo un artículo de prenda de vestir, permite que materiales no-originarios sean usados en donde los materiales originarios son requeridos, siempre y cuando el valor de dichos materiales no-originarios no exceda el 15 porciento del precio ex-works del producto.
Estas reglas bastante liberales para prendas hechas de dos o más piezas permitirían que una camisa polo, por ejemplo, sea hecha en un estado CARIFORUM con tela de cualquier país en el mundo. Adicionalmente, la disposición que permite una tolerancia del 15 porciento en el precio ex-works para materiales no originarios podría, por ejemplo, permitir cuellos, puños y partes similares del artículo para que sean cortadas y confeccionadas en cualquier país, a partir de cualquier tela, siempre y cuando el valor combinado de ellas no exceda la tolerancia.
Al igual que en el tratado de la UE con México, el tratado con los estados CARIFORUM contiene una tolerancia para artículos de prendas que contienen dos o más materiales textiles básicos , (tal como algodón, seda, lana o filamentos artificiales o sintéticos o fibras cortadas), al amparo del cual la regla aplicable no aplica para ninguno de dichos materiales textiles básicos que representen 10 porciento o menos del peso total de todos los materiales textiles básicos que están en la prenda de vestir.

La mayoría de las prendas de tejido plano son originarias si son manufacturadas de tela de cualquier origen en uno o más de los estados CARIFORUM. Por lo tanto, un productor de prendas en uno de los estados CARIFORUM puede cortar y coser artículos de prendas con tela de cualquier lugar en el mundo y exportarlos libre de aranceles a la UE.
Las reglas de origen para prendas no se limitan al componente de un artículo que determine su clasificación. Los requerimientos aplican a todos los componentes, aunque los materiales no-textiles, tal como botones y cremalleras pueden ser de cualquier origen.

Tratado Comercial entre la U.E. y Colombia y Perú

En junio del 2012,  la UE firmó un tratado comercial con Colombia y Perú. El tratado entró en vigencia en marzo del 2013 con respecto a Perú, y en agosto del 2013 para Colombia. El tratado de inmediato eliminó los aranceles de importación de la UE para todas las prendas originaria. El tratado, en su totalidad, está disponible en http://www.sice.oas.org/Trade/COL_PER_EU_FTA/Iindex_new_PDF_e-asp.
Los productos originarios de Colombia o de Perú, si éstos son totalmente obtenidos en Colombia o en Perú, o si fueran producidos en Colombia o Perú con materiales extranjeros que hayan sufrido suficiente trabajo o procesamiento en Colombia o en Perú. El tratado permite la cumulación entre las partes, para que materiales originarios de las UE puedan ser considerados originarios en Colombia o en Perú cuando sean incorporados dentro de un producto obtenido en Colombia o Perú. El tratado también provee la posibilidad de una cumulación extendida – los materiales originarios de los países Andinos que no son parte de él (Bolivia y Ecuador) o de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Venezuela serán consideraos como materiales originarios en Colombia o en Perú cuando reciban algún proceso adicional o cuando sean incorporados a un producto originario de Colombia o de Perú.  Ante la solicitud de cualquiera de las partes hecha al Subcomité de Aduanas, Facilitación del Comercio y de las Reglas de Origen, creado al amparo de este tratado, las partes pueden extender la cumulación aún más, a México o a cualquier país Suramericano o del Caribe si el país al cual se le está extendiendo la cumulación entra en un tratado de libre comercio con las partes, otorgando una cumulación recíproca a las partes.

Las prendas de tejido de punto que son hechas cosiendo, o de alguna otra forma ensamblando dos o más piezas de tejido de punto o de crochet que han sido ya sea cortadas a la forma u obtenidas directamente a la forma son originares si son manufacturadas de hilaza en Colombia o en Perú. Por ejemplo, una camisa polo de tejido de punto puede ser cortada y confeccionada en Colombia o en Perú con tela tejida en Colombia o en Perú a partir de hilaza de los EE.UU. La camisa puede ser considerada originaria, sin importar el uso de hilaza no-originaria de los EE.UU., y puede ser elegible para un trato libre de aranceles en la UE, esto debido a que fue fabricada desde la hilaza en Colombia o en Perú. El tratado permite una tolerancia bajo la cual los materiales textiles que no satisfacen la regla de origen aplicable pueden ser utilizados si estos son clasificados en un encabezado arancelario diferente al de los artículos de prendas, si su valor no excede el 8 porciento del precio ex-works del artículo. Por ejemplo, la camisa polo de tejido de punto manufacturada en Colombia o en Perú con hilaza de los EE.UU. descrita anteriormente, puede incluir un cuello de punto tejido a la forma en China, siempre y cuando el cuello no exceda el 8 porciento del precio ex-works de la camisa.
Las prendas de tejido de punto que no tienen dos o más piezas ensambladas, tal como las calcetas, deben de ser manufacturadas en Colombia o Perú de fibras naturales, de fibras cortas hechas por el hombre, no cardadas ni peinadas ni de alguna otra manera procesadas para su hilvanado, ni con materiales químicos ni con pulpas textiles. Las calcetas de algodón, por ejemplo, pueden ser manufacturadas de fibras de algodón de los EE.UU. o de otro no-originario, pero la hilaza tendría que ser hilvanada en Colombia o Perú. El tratado no permite la misma tolerancia descrita en el anterior párrafo para las prendas de tejido de punto que no tengan dos o más piezas ensambladas.

Algunas clasificaciones arancelarias de artículos de tejido de punto manufacturados en hilaza de nylon o en hilazas elastoméricas en Colombia o Perú están sujetas a una importación libre de aranceles hacia la UE al amparo de cuotas anuales para cada clasificación y cada país. Estos artículos de prendas son ciertos calzoncillos y pantaletas para mujeres y niñas, pantalonetas de baño para hombres o niños, vestidos de baño para mujeres o niñas, calcetas de compresión graduada y otras medias, pantimedias y leotardos.
La mayoría de las prendas de mujeres es originaria si ésta está manufacturada de hilaza en Colombia o Perú. Se pueden usar materiales textiles que no satisfacen la regla, si éstos están clasificados en un encabezado arancelario distinto al del artículo de prenda de vestir y si su valor no excede un 8 porciento del precio ex-works del artículo.

Una regla alterna permite que ciertos artículos de prendas bordados para mujeres, niñas o bebés sean manufacturados en Colombia o Perú a partir de tela sin bordar, provisto que el valor de la tela sin bordar no exceda el 40 porciento del precio ex-works del artículo.
Para todas las prendas de tejido de punto y la mayoría de las de tejido plano que comprenden dos o más materiales textiles básicos (tal como algodón, seda, lana, o filamentos artificiales o sintéticos o fibras cortas), la regla aplicable no aplica a ninguno de esos materiales textiles básicos que, cuando son considerados en conjunto, representen 10 porciento o menos del peso total de todos los materiales textiles básicos en la prenda de vestir. Esta tolerancia no está disponible para artículos hechos de un sol material textil básico.
A diferencia de la reglas de origen para prendas al amparo del NAFTA y otros tratados de libre comercio de los EE.UU., la reglas de origen para prendas al amparo del Tratado Comercial de la UE-Colombia-Perú no están limitadas a los componentes de un artículo que determinan su clasificación. Los requerimientos aplican a todos los componentes, aunque los materiales no-textiles, tales como botones y cremalleras, pueden ser de cualquier origen.

Tratado de Asociación UE-Centroamérica

En junio del 2012  la UE, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá firmaron un comprensivo Tratado de Asociación de la UE-Centroamérica que incluye un acuerdo respecto al comercio. Aunque el Tratado de Asociación como un todo aún no ha entrado en vigencia, las partes han aceptado una aplicación provisional del tratado, permitiendo que todas las disposiciones del tratado entren en vigencia a la espera de la ratificación del tratado comprensivo. Honduras, Nicaragua y Panamá comenzaron a aplicar las disposiciones comerciales del tratado en agosto del 2013, Costa Rica y El Salvador en octubre del 2013 y Guatemala en diciembre del 2013.  Las disposiciones comerciales del tratado de inmediato eliminaron los aranceles de importación a la UE para todos los artículos de prendas originarios. El tratado, en su totalidad, está disponible en http://www.sice.oas.org/TPD/CACM_EU/Text_22March2011/ENG/Index_e.asp.

Los productos serán originarios de Centroamérica si estos son totalmente obtenidos en Centroamérica o si estos fueron producidos en Centroamérica con materiales extranjeros que han sufrido suficiente trabajo o procesamiento en Centroamérica. El tratado permite la cumulación entre las partes, para que materiales originarios de la UE puedan ser considerados como originarios en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, o Panamá cuando estos son incorporados en un producto obtenido en cualquiera de estos países. El tratado también dispone para una cumulación extendida - los materiales originarios de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela serán considerados como materiales originarios en Centro América cuando son procesados más o cuando son incorporados a un producto obtenido en Centro América. A solicitud de cualquiera de las partes, El Sub-Comité de Aduanas, Facilitación del Comercio y Reglas de Origen, establecido al amparo de este tratado, las partes pueden extender la cumulación aún más a México o a cualquier país Suramericano o del Caribe, si el país al cual se le extiende la cumulación entra en tratados de libre comercio con las partes, brindando una cumulación recíproca a las partes.
Las prendas de tejido de punto que sean hechas cosiendo o de otra forma ensamblando dos o más piezas de tela de punto o crochet las cuales han sido ya sea cortadas a la forma u obtenida directamente a la forma es originaria si es manufacturada de hilaza en Centroamérica. Por ejemplo, una camisa tipo polo de tejido de punto en algodón puede ser cortada y confeccionada en Centroamérica con tela de punto de Centroamérica con hilaza de algodón de los EE.UU. La camisa sería considerada originaria, sin importar el uso de la hilaza no-originaria de los EE.UU., y sería elegible a un trato libre de aranceles en la UE, porque fue manufacturada de hilaza en Centroamérica. El tratado permite una tolerancia bajo la cual los materiales textiles que no satisfagan la regla aplicable pueden ser usados si son clasificados bajo un encabezado arancelario diferente al del artículo de prenda de vestir y si su valor no excede un 8 porciento del precio ex-works del artículo. Por ejemplo, la camisa de punto tipo polo de algodón manufacturada en Centroamérica con hilaza de los EE.UU., descrita anteriormente, puede incluir un cuello tejido en punto a la forma en China, siempre que el cuello no exceda el 8 porciento del precio ex-works (en la fábrica) de la camisa.
Las prendas de punto que no tienen dos o más piezas ensambladas, tales como las calcetas, deben ser manufacturadas en Centroamérica a partir de fibras naturales, fibras cortas hechas por el hombre sin cardar ni peinar ni procesadas de ninguna otra forma para la hilatura, ni materiales químicos ni pulpa textil. Las calcetas de algodón, por ejemplo, pueden ser manufacturadas de fibra de algodón de los EE.UU. o de algún otro no-originario, pero la hilaza tendría que ser hilvanada en Centroamérica. El tratado no permite la misma tolerancia descrita en el párrafo anterior para las prendas de tejido de punto que no tienen dos o más piezas ensambladas. 

La mayoría de las prendas de tejido plano son originarias si son manufacturadas de hilaza en Centroamérica. Los materiales textiles que no satisfacen la regla pueden ser usados, si estos son clasificados en un encabezado arancelario distinto al del artículo de la prenda de vestir y si su valor no excede el 8 porciento del precio ex-works del artículo.
Una regla alterna permite que ciertos artículos de prendas bordados para mujeres, niñas o bebés sean manufacturados en Centroamérica de tela sin bordar, provisto que el valor de la tela sin bordar no exceda el 40 porciento del precio ex-works del artículo de prenda de vestir.
Para todas la prendas de punto y la mayoría de las de tejido plano que comprenden dos o más materiales textiles básicos (tal como algodón, seda, lana o filamentos artificiales o sintéticos o fibras cortas), la regla aplicable no aplica a ninguno de dichos materiales que tomados en conjunto, representen 10 porciento o menos del peso total de todos los materiales textiles básicos presentes en la prenda de vestir. Esta tolerancia no está disponible para artículos hechos de un solo material textil básico.

A diferencia de las reglas de origen para prendas al amparo del NAFTA y de otros tratados de libre comercio de los EE.UU., las reglas de origen para prendas al amparo del Tratado de Asociación de la UE-Centroamérica no están limitadas al componente de un artículo que determina su clasificación. Los requerimientos aplican para todos los componentes, a pesar de que los materiales no-textiles, tal como los botones y las cremalleras, pueden ser de cualquier origen.
Las medias panty, los leotardos, las medias, las calcetas y otras calceterías, incluyendo las medias de compresión graduadas y las medias de tejido de punto sin suelas aplicadas, manufacturadas en Costa Rica, El Salvador, Honduras y Panamá con materiales de cualquier origen y de cualquier encabezado arancelario, excepto aquel del artículo de la prenda de vestir, están libres de aranceles al ser importados a la UE, esto al amparo de las cuotas anuales para cada país. En forma similar, algunas clasificaciones selectas de prendas de tejido plano y de punto manufacturadas en cualquiera de las partes Centroamericanas con materiales de cualquier origen y de cualquier encabezado arancelario, excepto aquel de los artículos de las prendas, están libres de aranceles al ser importadas a la UE al amparo de cuotas anuales para cada clasificación de cada país. Hay varias clasificaciones anotadas para cada uno de los países. Los productores e importadores son alentados a consultar el texto del tratado para determinar si un artículo de prenda de vestir en particular es elegible para este trato.

Sistema Generalizado de Preferencias-Plus

El programa GSP (Sistema Generalizado de Preferencias, por sus siglas en inglés) de la UE permite un trato arancelario preferencial para productos de países y territorios en vías de desarrollo. El programa GSP fue efectivamente revisado el 1° de enero del 2014. Los cambios al programa fueron diseñados para enfocarse en los países en vías de desarrollo más necesitados, así que el esquema de GSP revisado cubre menos beneficiarios (90 países) que el esquema anterior (176 países). La información acerca del programa GSP revisado está disponible en
http://ec.europa.eu/trade/policy/countries-and-regions/development/generalised-scheme-of-preferences/ así como en
http://ec.europa.eu/taxation_customs/customs/customs_duties/rules_origin/preferential/article_839_en.htm.
Los aranceles sobre prendas originarias son reducidos en un 20 porciento al amparo acuerdo general para el programa GSP. Adicionalmente, el nuevo programa GSP cuenta con un programa de Todo menos Armas (EBA, por sus siglas en inglés) que brinda un acceso libre de aranceles y libre de cuotas al mercado de la UE para todos los productos de los 49 países menos desarrollados. La lista de países beneficiarios para el programa EBA incluye a Haití.
Sin embargo, para los productores de prendas de la América Latina, el Tratado de Incentivos Especiales del GSP para el Desarrollo Sustentable y la Buena Gobernabilidad, (“GSP+”), es de mayor interés, ya que este brinda grandes recortes arancelarios para los países que han ratificado e implementado las convenciones internacionales relacionadas con los derechos humanos y laborales, el ambiente y la buen gobernabilidad. Los aranceles sobre prendas originarias son suspendidos al amparo del programa GSP+.

Los países que desean beneficiarse del programa GSP+ deben presentar una solicitud acompañada de información comprensiva relacionada con la ratificación de las convenciones relevantes, cualquier reserva y las objeciones hechas a dichas reservas por otras partes a las convenciones aplicables y el compromiso vinculante. Bolivia, Costa Rica, Ecuador, Paraguay y Perú estuvieron entre los primeros diez países beneficiarios a los que se les otorgó el trato beneficioso del GSP+ en enero del 2014. El Salvador, Guatemala y Panamá se agregaron a la lista de países beneficiarios en Febrero del 2014.
De los países Latinoamericanos elegibles que fueron incluidos en el programa anterior de GSP+, solamente Honduras y Nicaragua esperan todavía ser agregados al nuevo programa GSP+. Colombia ya no es  elegible para el programa GSP+, el cual requiere que el país beneficiario cumpla con ciertos criterios para demostrar su vulnerabilidad causada por la falta de diversificación y la insuficiente integración con dentro del sistema internacional de comercio. Venezuela ya no está cubierta al amparo del programa GSP en general. Al amparo del nuevo GSP, Argentina, Brasil, Cuba, Uruguay y Venezuela son considerados países de ingresos de clase media alta y no serán cubiertos por el GSP a menos que caigan de la categoría de ingresos de clase media alta. México y los estados CARIFORUM tampoco son cubiertos por el nuevo GSP debido a sus respectivos tratados de comercio preferenciales con la UE.

Las reglas de origen para el acuerdo general del programa GSP y el programa GSP+ son las mismas. Los productos son originarios si son totalmente obtenidos en un país beneficiario o si éstos fueron producidos en un país beneficiario son materiales no-originarios que han sufrido trabajo o procesamiento suficiente en el país beneficiario. Las reglas de origen permiten la cumulación con la UE, así que, los materiales originarios en la UE y trabajados o procesados más en un país beneficiario son considerados originarios del país beneficiario. Las reglas también disponen para la cumulación con Noruega, Suiza o Turquía. Es más, las reglas de origen permiten la cumulación entre los países miembros de ciertos grupos regionales designados, así que, los materiales originarios en un país de ese grupo que son trabajados o procesados más en otro país del mismo grupo son considerados originarios en el último de los países, siempre que ambos países sean beneficiarios al momento de la exportación del artículo terminado a la UE. Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Perú son todos miembros del mismo grupo regional.
Para prendas de tejido de punto obtenidas cosiendo o de alguna otra manera ensamblando dos o más piezas de tela de punto que han sido ya sea cortadas a la forma u obtenida directamente a la forma, la operación requerida para que se confiera el origen tanto para el acuerdo general GSP como para el GSP+ es tejer en punto do y la confección (incluyendo el corte) en el país beneficiario.

Para otras prendas de punto que no tienen dos o más piezas ensambladas, tal como las calcetas, las operaciones requeridas para que se confiera el origen tanto para el acuerdo general GSP como para el GSP+ son una de las siguientes (1) la hilatura de fibras cortas naturales o hechas por el hombre o la extrusión de hilaza de filamento hecha por el hombre, en cada caso acompañado por el tejido de punto, o (2) la tintura de la hilaza de fibras naturales acompañada por el tejido de punto.
Para prendas de tejido plano, el proceso requerido para que se confiera el origen tanto para el acuerdo general GSP como para el GSP+ es el tejido, acompañado por la confección (incluyendo el corte). Un proceso alterno para que se confiera el origen para prendas de tejido plano es el de la confección precedido por estampado, acompañado de por lo menos dos de ciertas operaciones preparatorias o de acabado, incluyendo, por ejemplo, el procesamiento de blanqueado y de resistencia a las arrugas, provisto que el valor de la tela sin estampar usada no exceda el 47.5 porciento del precio ex-works del producto. Otro proceso alterno para que se confiera el origen para vestimenta para damas, niñas y bebés que es bordada es manufacturada a partir de tela sin bordar, provisto que el valor de la tela sin bordar usada no exceda el 40 porciento del precio ex-works del producto.

Las tolerancias son similares a las halladas en los tratados de libre comercio de la UE. Para todas las prendas de tejido de punto y la mayoría de las de tejido plano que comprenden dos o más materiales textiles básicos (tal como algodón, seda, lana o filamentos artificiales o sintéticos o fibras cortas), la regla aplicable no aplica para ninguno de dichos materiales textiles básicos que representen 10 porciento o menos del peso total de todos los materiales textiles básicos que se encuentran en el artículo de prenda de vestir. También, las prendas de tejido de punto obtenidas al coser o de alguna otra manera ensambladas dos o más piezas de tela de tejido de punto que han sido ya sea cortadas a la forma u obtenidas directamente a la forma y para todas las prendas de tejido plano, los materiales textiles que no satisfagan la regla aplicable pueden ser usados si éstos son clasificados en un encabezado arancelario distingo al de la prenda de vestir y si su valor no excede el 8 porciento del precio ex-works del artículo.

A diferencia de las reglas de origen para prendas al amparo del NAFTA y de otros tratados de libre comercio de los EE.UU., las reglas de origen para prendas al amparo del GSP+ no están limitadas al componente de un artículo que determine su clasificación. Los requerimientos aplican para todos los componentes, aunque los materiales no textiles, tal como botones y cremalleras, pueden ser de cualquier origen.

Comentarios Adicionales

Los tratados de libre comercio de la UE y el programa GSP+ ofrecen oportunidades a los productores de la América Latina para competir en forma más efectiva con las importaciones a la UE de prendas provenientes de Asia y de otros lugares de producción en el extranjero.
El presente tan solo resume los aspectos más importantes de los diferentes tratados. Beneficios preferenciales adicionales, no cubiertos por este resumen, están disponibles para pañuelos y bufandas, equipo para la lucha contra incendios y otros productos clasificados como prendas. La participación también está sujeta a certificación y otros requerimientos. Se les advierte a los productores e importadores que deben de revisar todas las reglas que son aplicables a sus artículos de prendas específicos en los países afectados.

Antex Knitting Buhler Quality Yarns CorpCap Yarns, Inc.Carolina Cotton Works, Inc. - CCWCentral Textiles/Cotswold IndustriesContempora FabricsFrontier Spinning Mills, Inc.Hamrick Mills, Inc.Keer America CorporationMilliken & CompanyParkdaleSwisstex DirectZagis USA